Una gran artista, querida alumna de la escuela también, Pilar, nos ha hecho un regalo precioso: polaridades masculino y femenino representadas en dos cuadros que ahora adornan una de las salas de Sal.
Gracias Pilar.
Maravilloso regalo como tú.

 

Femineidad y Masculinidad

Hace tan sólo unos años la concepción del Ser hombre o Ser mujer iba asociada inexorablemente con los valores masculinos y femeninos respectivamente.  

Lo masculino se asocia con lo intelectual, lo racional, el poder, la ciencia, el sexo, el dominio, la ambición, la actividad, objetividad, madurez, luz, sol… Lo femenino se relaciona con receptividad, emocionalidad, maternidad, dependencia, debilidad, subjetividad, dolor, ternura, amor y fracaso oscuridad, luna….

La cultura occidental y a veces la educación,  con sus prejuicios, va categorizando  “cómo ha de ser un hombre y una mujer” para ser digno/a de amor… y asociar esta dignidad en el hombre a ser masculino y en la mujer a ser femenino ha causado verdaderos estragos psicológicos en el desarrollo de varones y mujeres de tal forma que, cuando un varón expresaba su  energía femenina se le tachaba de marica o maricón, y a una mujer con su energía masculina , de marimacho.

Pero el ser en sí mismo posee cualidades femeninas y masculinas independientemente de su identidad sexual.  El niño nace con la capacidad de ser en toda su plenitud y todo el potencial de las cualidades.  Cuanto más armoniosa es la relación interna masculino-femenina de cada persona, más profunda e íntegra será su vivencia.

                            0422b0a6-ebcb-4278-b2a4-3fd655a7fb5c   31d43f51-55d4-4314-8f28-abf4448c9d97

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *