Es cierto, en la relación de Pareja “sale todo”; es decir, salen nuestras heridas infantiles, nuestras carencias, cómo aprendimos a relacionarnos en el vínculo, la rigidez, la flexibilidad, cómo pienso yo que debo comportarme y cómo debe comportarse el otro, cómo vivo la intimidad, la afectividad, la sexualidad, la confianza …
Es de valientes atreverse a mirar en la vida cómo cada uno vive la relación de pareja (exista o no). Porque no es fácil, y duele. Dejar de culpar al otro, al mundo y a las circunstancias; reconocer y asumir que así lo elegimos y las consecuencias que de ello derivan. Y cada uno elegimos lo que elegimos por algo. No nos viene de un antojo, ni de un viento del norte. Sin dejar de lado el impulso, y el devenir de la vida, reconocer que tiene mucho que ver con mi historia familiar, con los patrones de relación familiares, con mis condicionamientos sociales, con mi biografía, con mi carácter; asumir con quién decido relacionarme y cómo me coloco en la relación, o ante la “no relación”, es aceptar que de ella soy responsable. Esta toma de conciencia me da la libertad de cambiarla, de elegir y tomar mi vida como necesito.
La Pareja es un espacio de crecimiento y de desarrollo personal, por ello es muy valioso realizar una Terapia de Pareja. En ella se trabaja, acompañado de un/a profesional, en todas estas claves; para poder entender qué pasa, de qué parte no me doy cuenta, qué parte me corresponde ver a mí y responsabilizarme… Adentrarse a comprender cómo es que decido quedarme en una situación de infelicidad, de insatisfacción, de dependencia, de ausencia, de vacío, de guerra, de anhelo de que el otro me de lo que no me da, en definitiva de dolor.
La Terapia de Pareja es para continuar la relación de pareja, o para poder dejarla mejor, de una forma más saludable.
Hay que trabajárselo. Para elegir mi vida, TOMAR MI VIDA y las consecuencias que mis decisiones (conscientes o inconscientes) implican.
Para asumir cómo vivo yo mi relación de pareja y de qué parte me corresponde darme cuenta y tomar conciencia.

Belén Hernández Rodríguez. Terapeuta Gestalt. Miembro Psicoterapeuta de la FEAP. Experta en Terapia de Pareja. Miembro del Equipo de la Escuela SAL Gestalt de Jerez.